8
Oct

¿Me prestas tus ojos?, es la pregunta que llega a mi mente cuando una persona se me acerca para conversar y abrir un proceso de Coaching. El poder de esta pregunta es inmediato, bajo la premisa del sentir auténtico de darse cuenta que hay algo en ti que quieres cambiar, que sabes que no estás a gusto con esta conducta o con los resultados obtenidos, mas que no sabes cómo hacer para llegar allí. Esta pregunta impulsa el objetivo de abrir posibilidades de acción y que el Coachee asuma el poder que está en sus manos.

Entendiendo elCoaching como un proceso de aprendizaje dinámico e interactivo, centrado en acompañar a otros en el logro de sus metas, colaborando en el desarrollo de su propio potencial, la respuesta a la pregunta planteada que desde mis ojos es nueva o diferente a las que el Coachee ha encontrado en sus reflexiones,tendrá en su esencia una transformación personal.

Y es aquí cuando un Coach puede dar lo mejor de sí: su mirada, su interpretación, su vínculo para juntos encontrar caminos que nos guíen hacia un mejor resultado, tan variados como objetivos de trabajo eficientes, conversaciones pendientes que se ejecutan, mejora de tu calidad de vida.

El Coach colabora con las personas, equipos, empresas, para que acorten brechas con respecto a objetivos, tantos personales como organizacionales. Su papel es capacitar a otros, a través de múltiples herramientas, para que se conviertan en mejores observadores de sí mismos y de su mundo de relaciones, para que puedan obtener el máximo de rendimiento de sus competencias y habilidades.

Asumir responsabilidad y poder, transformar el observador y diseñar e implementar nuevas acciones, son los resultados que esperamos desde nuestra acción como Coaches en la observación del Coachee, desde allí el “prestar nuestra mirada” encuentra su sentido, la esencia de colaborar con el aprendizaje de otros, y desde allí aprender cada día más, para continuar creciendo como seres sociales interrelacionados.

“Lo mejor que puedes hacer por los demás no es enseñarles tus riquezas, sino hacerles ver la suya propia”. Goethe

Category : Coaching

One Response to “¿Me prestas tus ojos?”


Tony Pacheco (México) 27 10, 2008

Geraldina: FELICIDADES, me encanto tu pagina, mucha suerte en todo lo que hagas. Tu reflexión sobre la pregunta ¿Me prestas tus ojos? ha sido maravillosa.

Yo, te presto los míos, los del alma, los del corazón.

Ojala nos podamos ver muy pronto, mientras tanto recibe un beso y un abrazo desde México. Tony



*